Dilexia

La dislexia no se cura sólo con el paso del tiempo, es preciso un diagnóstico temprano para ayudar al niño oportunamente. Por ello, los padres y los educadores no deben dudar en consultar al pediatra antes las primeras sospechas de dislexia. El niño disléxico presenta grandes dificultades en la lecto-escritura:

  • Lectura lenta, trabajosa y cargada de errores.
  • Deficiente ortografía en los textos o dictados.
  • Uniones o separaciones incorrectas de palabras.
  • Dificultades en la automatización de aprendizajes y memorización (aprende algo y, al poco tiempo, lo olvida).

Además, le cuesta realizar con éxito las actividades donde es necesario aplicar varias habilidades (ejemplo, redacciones en las que ha de prestar atención a la ortografía, signos de puntuación, organización de ideas…). La dislexia no se manifiesta de la misma manera ni con la misma intensidad en cada niño. Por lo tanto, la recuperación estará determinada por las características de cada niño y por el medio familiar y escolar al que pertenece. La detección precoz es la clave para su recuperación, antes de que el niño viva la experiencia del fracaso.

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Tambien te interesará:

loading...