Sé honesta. ¿Cómo lo prefieres? ¿Flaco y largo?, ¿gordo y chiquito?, ¿o simplemente te atascas si hay lodo? Definitivamente tienes una ventaja: puedes escoger cuál y cómo te gusta más. Pero para un hombre imagínate lo desagradable que es vivir con un miembro del tamaño de su dedo pulgar. ¡INDESEABLE! … ¡Ouch!

El patrón en los varones se repite una y otra vez: ¡SE DELATAN SOLOS! Todo se reduce al comportamiento y a las actitudes que cada uno adopta, pues dejan al descubierto el tamaño de su “arma mortal”, y aquí te decimos qué hacer para identificar a los mejor dotados:

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Tambien te interesará:

loading...