Ese rico aroma cada mañana al levantarnos que emana de la cocina nos atrapa en una mezcla de emociones. Cuenta una leyenda que el café fue descubierto en Caffa en Etiopía. Un pastor llamado Kaldi se dio cuenta que sus ovejas estaban muy activas después de comer una fruta pequeña de color rojo, (la planta del café).

Intrigado el pastor por saber qué podría ser esta planta la probó y se dio cuenta de que sus efectos, lo comentó con los monjes locales que pronto se dieron cuenta que al tomarla podían quedarse hasta más tarde haciendo sus oraciones. 

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Tambien te interesará:

loading...