Ser tío o tía es una bendición enorme. Se podría decir que es una oportunidad de ser mentor, amigo y cómplice a la vez, porque aunque tienen cierta responsabilidad de ser guía y persona importante en la vida de los sobrinos, no tienen la misma presión de los padres para educarlos. Los lazos que se crean entre ellos y los niños son muy especiales. A diferencia de los abuelos, tíos y tías tienen una edad cercana a la de los padres y eso los lleva a relacionarse de distinta manera.

Los tíos tienen una función muy especial en la vida de los niños. Siempre serán parte de la familia, muy importante, y constantemente muestran apoyo, comprensión y amor. Saben ganarse la confianza de los sobrinos. Aunque las cosas sean complicadas entre padres e hijos, siempre tendrán su propia manera de hacerle ver a los pequeños que todo estará bien. Los tíos son la mejor combinación entre padres y hermanos, pero a la vez se convierten en los mejores amigos.

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Tambien te interesará:

loading...