El oscurecimiento de las axilas puede ser producto de varios factores: el sudor, las células de piel muerta no retiradas, depilarse con afeitadoras lo cual puede generar un aumento de producción de melanina, una limpieza inadecuada, problemas hormonales, deshidratación, herencia o incluso el uso de desodorantes con alcohol, pues causa reacciones desfavorables en algunas personas.

Al igual que en la piel de tu rostro, es necesario realizar exfoliaciones en tus axilas, por lo menos una vez a la semana, para eliminar las células muertas presentes en esta zona.

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Tambien te interesará:

loading...